¿Qué es SEO?

Actualizado: mar 11

El posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) es el método que usamos para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de búsqueda orgánicos, es decir, sin pagar. Para entender cómo funciona el SEO es esencial conocer cómo funcionan los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo y qué factores tiene en cuenta para posicionar una página web. En este artículo te mostraremos lo que debes saber para tu primer acercamiento con el SEO.


En los últimos años los que nos dedicamos al mundo del marketing hemos podido comprobar como el SEO y el contenido han acabado siendo la piedra angular del marketing, y se debe a que el contenido añade valor a la web de cara a los usuarios, nos permite posicionar mas allá de las campañas de Google Ads, y con contenido de calidad, podemos llegar a posicionarnos en la mente de los usuarios como referentes en el sector. Suma a esto la tendencia del Inbound Marketing (del que hablaremos próximamente en este blog) que coloca al cliente en el centro de toda estrategia de marketing, y entenderás porque “el contenido es el Rey”.


El SEO puede dividirse principalmente en dos bloques, SEO On Page y SEO Off Page.


El SEO On Page

Cuando hablamos de SEO On Page hablamos de factores de este posicionamiento que podemos controlar directamente como la velocidad de carga del sitio web, la experiencia de usuario, la estructura web o la relevancia del contenido.


En este bloque incluimos también los estudios de palabras clave, esenciales para detectar los niveles de búsqueda de los términos relacionados con el sector de nuestra web y que podremos usar como guía para elegir nuestras URL, títulos, descripciones e incluso temas para los artículos de blog.


La estructura interna de la web

La estructura de nuestra web es uno de los factores que tienen en cuenta los motores de búsqueda. Estos rastrean la web intentando comprender el contenido que hay en cada una de las páginas del sitio. Si optimizamos los títulos, las meta descripciones y demás contenido interno estaremos facilitando el trabajo a los motores de búsqueda, consiguiendo una indexación más rápida.


Además, debemos tener en cuenta que en caso de faltar descripciones u otros contenidos en las páginas de la web serían completadas automáticamente por los motores de búsqueda, y estas descripciones podrían no ser atractivas para los usuarios, haciendo que prefieran visitar otra web.


La velocidad web

La velocidad web es una de las métricas que mas influyen en que un usuario tenga una buena experiencia en nuestro sitio web. Los motores de búsqueda analizan las webs y priorizan las que poseen unas velocidades de carga y de respuesta del servidor más rápidas, por lo que mejorar la velocidad web nos ayuda a posicionar en los resultados de búsqueda orgánica. Algunos de las acciones que podemos llevar a cabo para mejorar la velocidad web es optimizar las imágenes para reducir su espacio o analizar el código para detectar posibles errores o redirecciones que empañen la experiencia de usuario.


La relevancia del contenido

La relevancia del contenido con respecto a la búsqueda que hace el usuario es otro factor vital para conseguir un buen posicionamiento. En el caso de Google, es el motor de búsqueda más usado del mundo con alrededor del 93% de las búsquedas web. Si los usuarios eligen a Google es porque les muestra el contenido que están buscando y no otro parecido, por ello, si considera que nuestra web no muestra el contenido que el usuario busca, la penalizará y la hará perder “autoridad de dominio.”


¿Cómo sabe Google que nuestro contenido no es lo que el usuario buscaba? Por la tasa de rebote. Esta tasa mide el comportamiento de los usuarios en nuestra web. Si los usuarios entran a la web y salen sin interactuar con ella, se entiende que el contenido no es relevante, aumenta la tasa de rebote y la reputación de nuestra web irá empeorando con el tiempo.


El SEO Off Page

En este bloque nos centramos en los factores del SEO externos a nuestra web, y los que de alguna manera, “no podemos controlar”. Y digo “no podemos controlar” porque aunque no dependen directamente de nosotros, podemos influir en ellos.


Los Backlinks

Los backlinks son enlaces entrantes a nuestra web procedentes de otras. Para los motores de búsqueda estos enlaces funcionan como recomendaciones, y es preferible calidad antes que cantidad. Si una web de tu sector con buena reputación tiene un enlace hacia tu web, está dando a entender que tu contenido es relevante para los usuarios del sector y “recomienda” a sus usuarios pasarse por tu web.


Construir una estrategia de enlaces no es tarea fácil, pero es fundamental de cara a aumentar nuestra autoridad de dominio. Ya la hemos nombrado un par de veces, pero ¿Qué es eso de la autoridad de dominio?


La autoridad de dominio o Domain Authority

No tenemos forma de saber a ciencia cierta qué autoridad tiene nuestro sitio web a ojos de los motores de búsqueda. Por ello, la empresa Moz, una de las referentes a cuanto posicionamiento orgánico creó esta métrica. Se trata de una numeración del 1 al 100 que obtienen teniendo en cuenta mas de 40 factores, como la cantidad de enlaces, la calidad, la edad del dominio o su optimización interna.


Cuanto mas alta sea esta cifra, más probable es que nuestra web esté bien vista por los motores de búsqueda y aparezca bien posicionada. La autoridad de dominio hace referencia a todas las páginas de nuestra web, pero también es posible conocer la autoridad de una pagina completa con esta misma herramienta.


Tasa de clicks

Otro factor que tienen en cuenta los motores de búsqueda es la tasa de clicks. Esta tasa hace referencia a la cantidad de veces que nuestra web aparece en los resultados de búsqueda orgánica y cuantas de esas veces, el usuario pincha en ella. Si la tasa es baja, los motores de búsqueda entienden que el contenido que ofrece nuestra web para esa búsqueda no es interesante para el usuario, y con el paso del tiempo, la penalizará haciendo mas complicado el posicionamiento orgánico.


Conclusión

Estos son solo algunos de los factores que los motores de búsqueda como Google tienen en cuenta para posicionar una web de forma orgánica. Como podéis ver, no es sencillo mantener una “buena relación” con ellos, y por ello los consultores SEO tenemos que trabajar duro para posicionar las webs de nuestros clientes. Nadie conoce al 100% como funciona el algoritmo de Google, que por cierto anuncia cambios para este 2020, pero sí tenemos claro el camino a seguir para que la estrategia funcione. Contenido de calidad que encante al usuario, y una buena estructura web para facilitar a Google su indexación.


Si tienes interés en realizar una estrategia SEO en tu web, puedes solicitarnos una auditoría totalmente gratuita aquí y te ayudaremos a detectar los principales factores que la podrían estar penalizando.



13 vistas
  • Twitter Icaro Marketing
  • LinkedIn Icaro Marketing
  • Instagram Icaro Marketing
  • Facebook - Círculo Negro

©2020 Icaro Marketing